En la Plaza de la Iglesia nos encontramos con la Casa López. Destaca por su porte señorial.