En la calle La Luna, situada en la parte alta del pueblo, se encuentra la Casa Grande. Un gran edificio renacentista construido en sillería y mampostería vista. Al este la portada de medio punto y sobre ella ventanas rectangulares encuadradas en sillería. La cornisa es de piedra con molduras. En origen al sur presentaba cuatro alturas, frente a las tres de la fachada oriental. Hoy tras su restauración y convertida en hospedería consta de 6 plantas.  El interior presente un gran zaguán con enguijarrado y escalera renacentista. En el piso superior exhibe una lonja de cuatro arcos de medio punto que se apoyan sobre columnas cilíndricas. El antiguo horno con bóveda de cañón es ahora el restaurante de la hospedería. En lo que era antes el antiguo patio, sobre una bóveda de cañón de mampostería y  piedra, se levanta ahora la cafetería  que ofrece magníficas vistas de la población y del valle.